mentes Criminales ha pasado por muchos avatares, desde la marcha de Gideon (pues según Mandy Patinkin la serie le parecía muy dura) hasta la de Derek Morgan (al ofrecerle ser el protagonista de SWAT) o el injustificable despido de Thomas Gibson. Es una serie longeva y como otras que llevan tanto tiempo, es hora de darle un digno final, porque en mi opinión éste llega algo tarde.